Emoción y Bienestar

El equilibrio que necesitas

Artículo de “EL País Semanal” sobre la ansiedad.

Aquí os adjuntamos un artículo de El País Semanal, en el que se explica de manera muy clara qué es la ansiedad: http://elpais.com/elpais/2013/02/04/eps/1359997830_056448.html

“Desde fuera, Blanca y Fernando forman una pareja feliz. Jóvenes, con buenos empleos, un matrimonio urbano con los agobios típicos de un trabajo exigente y la crianza de los hijos. Dentro viven un infierno. Hace tres años que ella empezó a sufrir ataques de pánico y una angustia creciente a la hora de coger el autobús, acudir al trabajo, salir a la calle. Ella achaca sus problemas al estrés laboral y doméstico y a sus relativas dificultades económicas. “Nos metimos en una hipoteca importante, nacieron los gemelos, se multiplicaron los gastos, digamos que estamos mejor que muchos, pero vamos justos”, rebaja Fernando. Blanca acudió a su médico de atención primaria, que le recetó ansiolíticos –las benzodiacepinas son el medicamento más utilizado– para mitigarle la ansiedad y le prescribió una baja laboral que se alargó cerca de dos años ante la creciente impaciencia de Fernando. “No lo entendía. Yo también tengo estrés, más caña que a mí no le meten a nadie. La veía encerrada en casa y me parecía un síntoma de pura debilidad. Le decía: ‘Blanca, espabila, que te van a poner en la calle’. Ahora me arrepiento de mi ignorancia”.

Después de un periodo de mejoría en el que ella misma se fue rebajando la dosis de ansiolíticos hasta prescindir de ellos, Blanca volvió a trabajar. Pero a principios de este verano volvieron los nervios, las palpitaciones, las crisis. La visita al médico de cabecera. Los ansiolíticos tomados sin más control que su voluntad, cada vez más mermada. Hasta que, a la vuelta de vacaciones, el jefe de Blanca llamó a Fernando. Su esposa se había desplomado en la oficina. La trasladan en ambulancia al hospital. Allí, Blanca le confiesa a su marido que se ha tomado un puñado de pastillas. “No quiero morir, solo tengo mucho dolor dentro y quiero que se me pase”, le dijo. “Se te cae el mundo encima”, resume hoy él. Desde entonces se le ha caído otras cuatro veces. Las mismas que Blanca, otra vez de baja en casa, ha vuelto a sobremedicarse con sus benzodiacepinas a pesar del control al que la someten sus familiares. Después de la última, la psiquiatra de urgencia aconsejó su ingreso voluntario en una clínica para “desintoxicación y ajuste farmacológico”, según reza en el informe. Lleva allí 10 días. “Cuando salga, dicen que la derivarán a un psicólogo para ver dónde está la raíz de lo que le ocurre”, dice Fernando. ¿No tendría que haber sido al revés?