Emoción y Bienestar

El equilibrio que necesitas

Luchando contra “ANA” y “MIA”.

Durante los últimos años, se está observando que la edad de inicio en los trastornos de la alimentación es cada vez menor, encontrándose actualmente en los 12 años. Sólo hace falta echar un rápido vistazo a alguna de las páginas “pro-ana y pro-mía” (anorexia y bulimia) para darnos cuenta del peligro que puede ejercer en las personas, especialmente entre nuestras jóvenes. Según denuncia el informe anual de la Agencia de Calidad en Internet (IQUA) publicado en 2011, este tipo de sitios web habían crecido un 470% desde el año 2006.

El pasado mes de octubre, la Comisión de Justicia aprobó una Proposición no de Ley relativa a combatir la difusión de sitios Web que fomentan trastornos de la conducta alimentaria entre los jóvenes, presentada por el Grupo Parlamentario Popular en la Mesa del Congreso de los Diputados, y publicada en el Boletín del Congreso en marzo de 2015.

Estos son algunos de los “tips” que marcan para ser ANA o MÍA. Como se puede observar estas conductas conllevan altos riesgos para la salud.

-Mastica bien la comida hasta que se disuelva en tu boca y luego escupela y dasela a tu perro.. o gato..pero no botes la comida!
-Toma mucha agua si vas a comer algo que no debes y sabes que vas a vomitar.
-Trata de vomitar lo mas rápido posible después de haber comido, si dejas pasar mucho tiempo sera peor!!
-Cuando te cueste mucho trabajo vomitar toma mas agua y vomitala, y así hasta que no te salga sino agua.
-Procura tomar algo de menta que de la sensacion de frio para refrescar la garganta luego de vomitar
-Come mucha lechuga.. espinacas… repollo… ademas de ser muy nutritivas llenan y sin muchas calorias!
-Si no puedes vomitar porque hay mucha gente llevate un envace a tu cuarto,pon musica a todo volumen o la tv para que no t oigan,y cuando todos duerman lo botas en el baño.
-Cuando vayas a comer algo que no debes, y sabes que lo haras , deja que todos te vean comer!! asi no sospecharan nada de mia…
-Acostumbra a tu familia a que te gusta comer en tu cuarto.. asi puedes guardarla en una bolsita con zip y luego cuando salgas darsela a tu perro o gato…

Si sospechas de que tu familiar pueda estar en esta situación, ponte en contacto con un profesional de la conducta alimenticia.