Emoción y Bienestar

El equilibrio que necesitas

Rompiendo el estigma del suicidio.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el mundo, cada 40 segundos ocurre un suicidio y cada tres una persona intenta morir. En la actualidad, es la primera causa de muerte violenta, por delante incluso de los homicidios y los conflictos bélicos.

En España, al año, se registran cerca de 3.500 casos y se estima que en el 90% de ellos la persona presentaba algún trastorno mental. Además, es la segunda causa de muerte (no natural) entre jóvenes de 15 a 25 años, y la sexta de niños entre cinco y 14 años. Pero aún hay más, y es que en 2008 los casos superaron por primera vez al número de fallecidos por muertes de tráfico, según un informe recogido por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en el años 2010.

Esta es una problemática que alarma cada vez más a los especialistas, pero que, sin embargo, coloca a España por debajo de la media europea y, concretamente, a la Comunidad de Madrid por debajo de la media nacional.

Para prevenir y frenar los casos, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha editado Guía de autoayuda. Prevención del suicidio ¿Qué puedo hacer?, que da información veraz y objetiva sobre la conducta suicida. Un documento que ha sido impulsado por la Oficina regional de la Coordinación de Salud Mental del Servicio Madrileño de Salud y presentado en el Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid.

La guía tiene como objetivo quitar el miedo al paciente, desmitificar todo cuanto ocurre alrededor de esta problemática y, sobre todo, decirles tanto a pacientes como a sus familiares que “no están solos” y que “pierdan la vergüenza” a reconocer estos intentos.

Sin duda, hay que romper el estigma y el miedo. Es muy importante que la persona a la que se le pase esa idea por la cabeza lo comunique y pida ayuda. Hay alternativas, hay cosas que hacer, los problemas que parecen irresolubles y eternos luego se resuelven. Es muy importante desbloquear lo que los especialistas llamamos la visión en túnel, la persona que entra en la lógica suicida no ve más salida que él, por lo que hay que abrirle el horizonte, hacerle ver que no está solo, que hay caminos.

Enlace a la guía en pdf: Guía en pdf