Emoción y Bienestar

El equilibrio que necesitas

“Save the Children” Por un Sistema Educativo que no Deje a Nadie Atrás

Tras un informe realizado por  un Grupo de Investigación en Globalización, Educación y Políticas Sociales, de la Universidad Autónoma de Barcelona, la organización Save the Children publica el siguiente informe: Necesita mejorar: por un sistema educativo que no deje a nadie atrás . 

El enfoque dominante para luchar contra el fracaso escolar ha consistido en la aplicación de programas específicos de refuerzo o compensación para el alumnado en riesgo, sin cuestionar la propia lógica y estructura del Sistema Educativo que genera dichos riesgos. Por ello, se alerta sobre un aumento de la inequidad del sistema educativo, y, se une a la demanda social de un Pacto de Estado por la Educación, aportando al debate 9 principios que cualquier sistema educativo debería cumplir para no dejar a ningún niño o niña atrás:

1.- Un sistema plenamente financiado y rico en becas.

2.- Profesorado de calidad y suficiente para trabajar en entornos vulnerables.

3.- Educación de 0 a 3 para la infancia más vulnerable.

4.- Acceso a actividades extraescolares de calidad para la infancia en situación de pobreza.

5.- Sin segregación escolar, ni entre escuelas ni dentro de las aulas.

6.- Sin estratificación escolar en grupos o itinerarios de valor desigual. Son varias las investigaciones internacionales que demuestran que un modelo de integración personalizado favorecería la equidad y la calidad educativa. A pesar de ello, el modelo prevalente en España es el de integración uniforme, que, en palabras de Save the Children, “se basa en patrones curriculares rígidos y el uso sistemático de la repetición”. Dicho modelo, según las mismas evidencias, sería el que presenta peores resultados de aprendizaje y mayor inequidad. El informe menciona también como desventaja añadida, el uso generalizado que se hace en este modelo de los agrupamientos por nivel y la introducción, con la LOMCE, de itinerarios diferenciados en la Enseñanza Secundaria Obligatoria.

7.- Reconocimiento de la diversidad como valor: el informe lamenta que el Sistema Educativo español se sigue organizando “como si la homogeneidad del alumnado fuera la norma y la diversidad una excepción”, primando medidas de atención a la diversidad de tipo compensatorio o el uso generalizado de la repetición, frente a cambios más sistémicos que deberían afectar a la pedagogía, el currículum o los sistemas de evaluación. A su vez, advierte, el recargo del currículum y la rigidez del mismo “puede agudizar el sobrecargo de deberes que, a día de hoy, tienen muchos alumnos y alumnas”.

Para los autores, existe evidencia suficiente para concluir que sería mucho más efectivo identificar dificultades de aprendizaje e intervenir en las primeras fases de la infancia, dado que son las intervenciones tempranas las que incrementan de forma sistemática la capacidad cognitiva y socioemocional de los niños y las niñas de una forma consistente y duradera. En este sentido, recomiendan establecer mecanismos efectivos para detectar precozmente las potenciales dificultades de aprendizaje del alumnado, de modo que, una vez identificadas, se diera apoyo individualizado e inclusivo en las primeras etapas de la vida educativa.

8.- Educación postobligatoria en formación profesional de calidad: el documento recuerda que, en la Sociedad del Conocimiento, garantizar el derecho pleno a la educación no puede limitarse meramente a terminar la ESO, sino que debe extenderse a la garantía de oportunidades de finalización de algún tipo de educación postobligatoria. De hecho, tanto la OCDE como la Comisión Europea identifican la consecución de este nivel educativo “como el umbral para la inclusión social y laboral en las sociedades avanzadas”.

9.- Segundas oportunidades de calidad disponibles para aquellos que quieren volver.